Lago Güija

Leyendas del lago de Güija

El lago de Güija es un pequeño lago o incluso algunos lo tildan de laguna, que es compartido entre El Salvador y Guatemala formando parte de la frontera noroeste de El Salvador y el este de Guatemala, entre el departamento de Santa Ana en El Salvador y el departamento guatemalteco de Jutiapa.

Se encuentra ubicado a una altura de 430 metros sobre el nivel del mar, con una extensión aproximada de 45 km² (kilómetros cuadrados) y de los cuales el 74 % de su extensión es salvadoreña y el el otro 26 % es guatemalteca.

El lago, de agua dulce, es alimentado por los ríos Ostúa, Angue y Cusmapa virtiendo su caudal en el el río Lempa por el río Desagüe donde se enuentra la presa hidroeléctrica del Guajoyo, en El Salvador.

Tiene las islas de Teotipa, Cerro de Tule e Iguatepec, donde desde al hacer algunas excavaciones en 1924, se descubrieron piezas de cerámica precolombina y petrograbados. El lago está rodeado por los volcanes apagados de Mita, San Diego y Cerro Quemado.

Leyenda del lago de Guija

Según las leyendas ancestrales, hace muchos años, en lugar del lago había una ciudad precolombina, llamada Güijat, pero al formarse el lago a raíz de la erupción del volcán San Diego que lanzó una corriente de lava que obstruyo las aguas del río Ostua, que nace en Guatemala, cerrando así todo un valle en el que se formó este cuerpo de agua dejando la ciudad sumergida y hoy en día, según la leyenda, esta ciudad perdida se divisa dentro de las aguas y a ciertas horas, la virgen de Texis, que estaba en la iglesia del pueblo, se llega a bañar en sus aguas.

Etimología u Origen del nombre
No está muy claro el origen verdadero del nombre Güija, se cree que se deriva de las voces k’iche’ Hui o Güi que significa Cima o Altura, y Há, lo cual quiere decir Agua o Río, que literalmente debería traducirse como Agua de las alturas, en otra versión de la etimología, en la lengua Nahuat pipil, este lago era llamado “Lago Huitzia” – “Huitzi” que significa espino, “a”: abundancia: “lugar donde abundan los espinos”, pero que por la complicada pronunciación del vocablo nahuat, para los españoles, estos lo llamaron Lago de Guija.

Mitos y leyendas:

La ciudad inundada

Como ya comentamos, una vieja leyenda que se relata entre los pobladores dice que en tiempos pasados ahí existió un asentamiento indígena maya, el cual fue sepultado con la formación del lago y en las noches se ven las luces del pueblo fantasma sumergido.

La Virgen de Texis

También se dice que en el fondo del lago, la ciudad tenía una iglesia que estaba dedicada a la “Virgen de Texis” y que por esa razón, ella llena por las noches, a la superficie la Virgen de Texis a bañarse, en una alusión indirecta a la otra leyenda de la “Siguanaba”, pero sin su otras características de espíritu maligno.

La serpiente de Guija

Otra leyenda respecto al lago de Guija es la de la Serpiente de Güija que dice que en lo profundo del lago hay un enorme templo de piedra en el cual habita una serpiente gigante, la cual fue enviada por un dios para que destruyera el pueblo que ahí permanece inundado, en dicho templo, sepultado por las aguas, se encuentra un enorme tesoro de oro, joyas y piedras preciosas, pero los que se han atrevido a sumergirse en su búsqueda, son atrapados por la serpiente y devorados por ella.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.