Peru

Viajando por Perú – Introducción

En diciembre del año 2020 con mi esposa, cumplimos treinta años de casados y desde inicios de ese año estábamos considerando que para celebarlo haríamos un viaje en pareja, pero nuestros planes se vieron truncados por la pandemia de COVID-19 cuando en marzo nos encerraron y todo se trastocó en el mundo. Por suerte aún no habíamos comprado los boletos.

Dos años después todavía en pandemia, pero un poco más controlada, decidimos arriesgarnos e irnos aprovechando la vacación de la fiesta religiosa patronal del Divino Salvador del Mundo en la primera semana de agosto, que en algunas empresas del país y en el gobierno, es feriada.

Inicialmente había pensado hacer el viaje en Europa, pero dado que todavía está complicado y por falta de tiempo ya que nuestras vacaciones laborales no permiten muchos días, decidí cambiar el destino y pensé en Perú, un país que yo quería conocer desde niño y que también resultaba muy atractivo para mi esposa.

Entre las cosas que yo quería tener, estaba uno de los famosos gorros andinos con orejitas porque siempre que había conseguido alguno, ya sea por medio de amigos o parientes, resultaba que no me quedaban en mi enorme cabeza con “arquitectura particular”, como la describió una vez Don Julio, mi peluquero, a una aprendiz que miraba con incómoda curiosidad profesional mi testa.

Para ir a Perú desde El Salvador se requiere visa peruana, que tardan un promedio de tres semanas en entregar, se requiere pasaporte, estados de cuentas bancarios, llenar una solicitud que cuesta como treinta dólares, en total los requisitos son los siguientes:

  • Llenar el formulario proporcionado por el consulado peruano.(DGC 005)
  • Entrevista personal, programado por el consulado peruano.
  • Presentar el pasaporte vigente.
  • Pasaje de Ida y Vuelta al Perú (Boleto, ticket electrónico o reserva).
  • Reserva de Hotel; o Reserva de paquete turístico; o Carta de invitación legalizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú (cualquiera de estos documentos).
  • Las fotos (tamaño cedula o pasaportes) que se deben presentar son una impresa y una digital en formato .jpg (mínimo 10 kb y máximo 18kb). Tanto la digital como la física deben ser las mismas y se entregarán el día que inicie su trámite de visa (no se enviarán por correo electrónico). Las fotos deben ser original (tomada en un estudio fotográfico y no con celular), con fondo blanco (no celeste/negro, etc.), de frente (no de costado) y sin lentes (como debe constatar en todo documento oficial). La foto digital debe estar en un CD o USB.
  • Mostrar solvencia económica: Copia reciente de su estado de cuenta bancario.
  • Pago de la tasa consular correspondientes. (US$ 30.00)

Esto es para la visa de Turista, que no admite propósitos de migración, residencia permanente o trabajar en actividades remuneradas..

Yo no quería que hicieramos el viaje “Clásico” a Perú, es decir Lima-Cusco-Machu Pichu y regresar, con nuestra foto con el fondo de las ruinas, pensando que habíamos conocido el país.

Así que investigando, descubrí a Peru hop, que es un operadór turístico con un concepto muy bueno de Tours libres en la modalidad (hop on / hop off – Sube / Baja) en el que se tienen diversos lugares previamente seleccionados y una ruta constante y periódica de autobuses que llevan a los turistas a lo largo de la ruta escogida.

Lo interesante es que brindan la opción de poder alterar el itinerario, si uno decide quedarse más días en cada lugar visitado, abordando el siguiente bus, previo aviso, si uno decide pasar más días en un sitio aprovechando el flujo constante de transportes, seguros, confiables y cómodos.

La historia de esta empresa la pueden leer aquí: https://www.peruhop.com/es/sobre-nosotros/

Los tour que tienen van desde el más corto que dura 3 días de Lima a Cusco hasta uno de 10 días en los que se visitan nueve lugares con la respectiva pernoctada, sugiriendo hoteles y tours gratuitos y pagados.

Ofrecen diferentes opciones a distintos precios

Nosotros optamos por uno de 4 días, en los que visitamos Paracas, Huacachina, Nazca, Puno (El lago Titicaca) y terminamos en Cusco. Todo el viaje a un costo de US$ 209.00 por persona, incluyendo un par de mini tours, aparte pagué otros que estaban sugeridos en la página de inscripción y en algun caso, también reservé en el hotel sugerido.

En el trayecto, hicimos varios mini tours, por ejemplo en Paracas, una ciudad costera, tuvimos tres paseos, algunos que ya estaban incluidos en el boleto principal y otros que se pagan individualmente, en forma anticipada, cuando se hace la reserva o durante el mismo viaje, coordinando con el amable guía que es uno de los puntos principales a favor de este operador turístico.

Lo mejor es que estos paseos no son muy caros, por ejemplo el tour a las islas flotantes artificiales de los indios Uros en el lago Titicaca costó 15 dólares por persona y fue una experiencia inolvidable que dura toda la tarde hasta el anochecer.

Otras visitas ya están incluidos, como la visita a la reserva de Paracas y al viñedo Nietto de Pisco en ICA.

La experiencia fue fantástica, viajamos con muchos pasajeros europeos, que parece ser la mayor parte de usuarios de este operador turístico lo que significó tener que practicar un poco el oxidado y mál inglés que tengo, para poder comunicarnos con los compañeros de viaje, que eran de índole diversa, grupos de amigos, familias con niños, parejas como nosotros, es decir mayores de edad e incluso parejas jóvenes o incluso personas solas.

Viajaban junto a nosotros algunos holandeses, franceses, árabes, incluso salvadoreños, peruanos, argentinos, chilenos, colombianos, ecuatorianos, un señor que supongo era chino, al que bautizé como Mr. Tanaka, aunque se llamaba Wong, según escuché después.

Viajaba un grupo de tres jóvenes árabes, Omar, Amid y Jared ¿? (creo que así lo pronunciaban), que me recordaba al grupo de amigos árabes que mi hijo hizo en un evento scout en Canadá en el año 2013, nos daban risa pues en su actuar, los identificábamos con nuestros propios hijos.

Es de considerar que se puede viajar con otros operadores turisticos que ofrecen servicios específicos a cada lugar, pero considero que eso se puede hacer si se dispone del tiempo suficiente para los abordajes de transporte entre los diferentes lugares y el conocimiennto de las rutas, por lo que a nosotros en particular nos venía mejor hacerlo mediante este operador turístico que llenó nuestras expectativas.

En estos post, voy a estár narrando las aventuras o desventuras que vivimos y sufrimos en nuestro viaje mágico por el Parú, dando algunos consejos de viaje y resumiendo las experiencias adquiridas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.