omarnipolan.com

Blog de autor de Omar Nipolan

Escribir una novela – Paso 1. La idea de la novela

    Viene del artículo anterior: Consejos Iniciales


      1. Encontrar una idea o ¿De qué tratará la novela?

      Este es el paso fundamental en toda novela, encontrar el argumento o hilo conductor de la historia, pero resulta ser un problema a veces puesto que ahí se define si una historia da para una novela o si apenas aguanta para un cuento.

      Resulta fácil si escribimos acerca de un hecho histórico, puesto que tenemos una gran cantidad de personajes y eventos disponibles de los cuales podemos hilvanar historias, pero si se trata de un anciano que vive solo en un cuartito cerca de un parque y su única distracción es salir por las tardes a echar alpiste a las palomas, la tenemos más difícil pero no imposible, pues el venerable viejito es un asesino a sueldo que tiene como misión, matar al príncipe Carlos en la ceremonia de coronación como rey de Inglaterra.

      Entonces la idea debe ser concreta, no general, pues la aburrida vida del anciano no es en sí una idea para la novela, pero sí lo es la misión que tiene, del mismo modo un hecho histórico no es suficiente para hacer una novela, el hecho en sí da para un documental o reseña histórica, pero ahondar en los personajes para descubrir o inventar motivaciones, intereses o detonantes, si dan para una buena historia.

      ¿Cómo encontrar una buena idea para una novela?

      Esta pregunta tiene muchísimas respuestas, pues la vida misma es una novela y cada suceso por insignificante que parezca puede convertirse en una gran idea.

      • Por ejemplo, una niña va con su perrito faldero corriendo por el parque, mientras unos trabajadores preparan la tarima donde un diputado hará un meeting público, y el perro accidentalmente se mete en unos arbustos, donde unos terroristas están planificando su asesinato y entonces… ahí comienza una historia.
      • Un chico lanza una moneda a un pozo de los deseos y la moneda al caer, acciona un interruptor que enciende unas luces dentro del pozo, que es la entrada a una gruta secreta que esconde un misterio que cambiará la historia de la humanidad.
      • Haldemir, un pequeño elfo, corre por el bosque, buscando a su hermana, que le ha jugado una broma, dejándolo “perdido” en el bosque, por desgracia, alguien rapta en realidad a su hermana y el joven elfo, alcanza a ver, cómo unos seres pequeños la tienen aferrada y amordazada, metiéndola en una especie de carreta halada por conejos…
      • Julia regresa a su casa luego de un día de trabajo duro en el almacén, donde gana el salario mínimo que apenas alcanza para sobrevivir con sus dos hijos, al llegar a su casa se encuentra una nota de Mario, su esposo, que le dice que se marcha de la casa, por que no puede más con su vida, dejándola con una gran deuda por la casa y la necesidad de salir adelante…

      Un buen ejercicio es buscar una imagen aleatoria y escribir un micro relato sobre lo que la imagen nos inspira, al repetir el ejercicio una y otra vez, podremos encontrar un relato realmente interesante que se convierta en una novela.

      Otra técnica es tomar de un hecho histórico, algo inusual o intrigante que pueda servir como materia prima para construir todo un relato en torno a eso.

      Esto vemos en novelas como “Sin novedad en el frente” de Erich Maria Remarque, “¿Por quién doblan las campanas?” de Ernest Hemingway, “Réquiem por un campesino español” de Ramón J. Sender

      A veces personajes específicos de una novela pueden dar lugar a verdaderas historias basadas en este personaje.

      Muchas veces puede ser tan simple como seguir la estructura del monomito del héroe de Joseph Campbell según lo explicó en su libro “El Héroe de las mil caras”, en estos caso la historia se basa en el “viaje” del protagonista, que suele ser alguien normal y corriente, que se enfrenta a un evento traumático o decisivo que lo empuja a regañadientes a iniciar una aventura que lo transforma y lo hace recorrer aventuras y peligros cada vez mayores hasta que logra vencer, incluso a la muerte y regresar con el premio, elixir del poder, de la sabiduría o del conocimiento.

      Si nos ponemos a pensar, esta estructura parece ser la base de todas las historias de héroes y hazañas, de todas las epopeyas o grandes historias de aventuras que hemos leído o visto en el cine o en la televisión.

      Las ideas para una historia están presentes en casi todas las facetas de la vida humana o en la historia universal, incluso en otras historias, se requiere ejercitar la capacidad de creación imaginativa para poder convertirlas en una historia.

      En otros casos, la idea puede ser algo muy intangible o inabarcable, la búsqueda de la finalidad de la vida humana, “la razón de la sinrazón, que a mi razón se hace, de tal manera…“, pero lo que vuelve tangible a la novela son los personajes y ahí entra otro elemento vital para la escritura, encontrar buenos personajes.

      Los personajes son el segundo elemento importante en nuestra aventura de escribir una novela.


      Atribución de Imagen de bulbo

      Idea stickers creadas por Gohsantosadrive – Flaticon

      One thought on “Escribir una novela – Paso 1. La idea de la novela

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.