Homeopatía o… mejor consuma pastillitas de azucar

ignorantium

La Homeopatía es en la actualidad una corriente dentro de las “medicinas alternativas” que goza de una gran popularidad en El Salvador y en otros paises latinoamericanos.

Ya tiene algunos años de haberse introducido, recuerdo que el finado Dr. Reginaldo Hernandez (el brujo, como era conocido por algunos colegas) fue de los pioneros  en trabajar con este método , luego aparecieron muchos más que se montaron en el tren de las llamadas terapias biológicas.

La homeopatía fue desarrollada por Samuel Hahnemann (1755–1843) en respuesta de la medicina tradicional de aquella época, la cual  en muchas ocasiones resultaba ser más dañina que la misma enfermedad:

 “… Irónicamente caer en las manos de un doctor medieval era lo peor que podía ocurrirnos ya que éstos se basaban en amuletos y oscuras teorías relacionadas a “sobrantes de cuerpo” que llevaban a amputaciones o drenados de sangre groseros e innecesarios que, consecuentemente, terminaban en la muerte del paciente….”

Samuel Hahhemann

En términos muy breves  (según wikipedia)

“…Su premisa fundamental es «lo similar se cura con lo similar», asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curarse con algo que cause esos mismos síntomas.

La homeopatía afirma que cuanto más diluido en agua esté un ingrediente activo más potente se hace; proceso llamado «dinamización». Los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces la disolución. Dadas las cantidades extremadamente bajas de principio activo que quedan presentes tras las sucesivas diluciones (la dilución puede llegar a alcanzar tal grado que no quede ni una molécula de la sustancia original), en tiempos modernos los homeópatas han recurrido a la premisa de la «memoria del agua» para explicar los supuestos efectos de estas terapias, pero sin ninguna base experimental ni científica…”

De hecho  un estudio de la revista The Lancet determinó que  los resultados de ensayos clínicos efectuados con medicamentos homeopáticos son similares a los que se obtienen con meros placebos:

«…Este hallazgo es compatible con la noción de que los efectos clínicos de la homeopatía son efectos placebo….”

The lancet

O como se menciona en esta otra página:

  «Pensar que el agua tiene memoria y que, además, puede seleccionar aquello que más le conviene al enfermo resulta alucinante. Es concederle al agua memoria, bondad, conocimientos médicos e inteligencia. Si al agitar un vaso se activasen los compuestos con los que ese agua ha tenido contacto -incluidos venenos y productos radiactivos-, caeríamos fulminados tras beberlo»

Realmente si nos ponemos a pesar con la calidad del agua que nos sirven las administradoras nacionales de agua (ANDA), o de las compañías privadas (alpina, cristal etc) una de dos o no tendríamos enfermedades los Salvadoreños con todos los componentes, materiales pesados, heces, químicos etc, o ya hubiesemos desaparecidos como pueblo.

Una forma contundente de mostrar la futilidad de la homeopatía por parte de  organizaciones del pensamiento crítico son las convocatorias de suicidio masivo homeopático:

El fallido suicidio masivo, convocado en Reino Unido frente a locales la cadena de farmacias Boots, pretendía, además, presionar a esa firma para que deje de vender productos homeopáticos. Hace dos meses Paul Bennett, máximo responsable de Boots, admitió que la compañía los comercializa porque son populares, no porque sean efectivos para el tratamiento de alguna patología. “No tengo ninguna prueba de que estos productos funcionen. Se trata de la libre elección del consumidor, y un gran número de nuestros clientes creen que son eficaces”, declaró ante el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes.

El problema para llevar una actividad «suicidio homeopático» en el país es que estos “medicamentos” son mas caros que las medicinas de verdad y ese es el verdadero problema, la estafa que sinvergüenzas realizan a plena luz del día con la complacencia o ignorancias de nuestras autoridades basta con googlear  un poco para darse cuenta de ello, veamos:

 Homeopatía en  El Salvador

Para finalizar disfrutemos del sorprendente James Randi explicando de manera más elegante la homeopatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Todos los derechos reservados Omar Nipolan